in

Una multitudinaria manifestación rechaza la sentencia del ‘caso Alsasua’

Entre 35.000 y 50.000 personas se manifiestan en la población navarra contra las penas de cárcel a los condenados por agredir a dos guardias civiles y sus parejas

Alsasua ha multiplicado este domingo su población por seis para rechazar la sentencia de la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional que mantiene prácticamente intactas las penas a las que fueron condenados los ocho encausados por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en un bar de esta localidad en octubre de 2016. Entre 35.000 y 50.000 personas, según la Delegación del Gobierno, han secundado la convocatoria de la plataforma Altsasuko Gurasoak, que agrupa a las familias de los condenados, y de Altsasukoak Aske, iniciativa vecina que pide su libertad. Los convocantes elevan a 60.000 el cálculo de asistentes.

La marcha ha estado encabezada por una pancarta con el texto “No es justicia, Altsasukoak aske [libertad para los de Alsasua]. Le seguían ocho personas portando los retratos de los condenados a entre dos y 13 años por la Audiencia Nacional. Ha recorrido varias calles de la localidad relacionadas con el suceso. Ha comenzado en la entrada a Alsasua desde la autovía entre Pamplona y Vitoria, ha pasado por los domicilios de los condenados, donde fueron arrestados y ha terminado al final de la calle Zelai, donde las familias de los encarcelados han leído un manifiesto pidiendo su puesta en libertad. Tanto las horas previas como las posteriores los accesos a la localidad han sufrido importantes retenciones de tráfico y numerosos domicilios han acogido a personas venidas de los alrededores y de otros puntos del país, especialmente de Cataluña.

Es la tercera gran manifestación contra el juicio del caso, que fue llevado a la Audiencia Nacional debido a la calificación inicial del suceso como terrorismo, aunque ni la vista oral ni la apelación consideran que se produjera ese delito. Las dos primeras se celebraron en Pamplona en abril y junio pasados. Como en las anteriores, la marcha ha contado con el respaldo del Gobierno de Navarra, presidido por Uxue Barkos (Geroa Bai), aunque ha sido la consejera portavoz María Solana la que ha asistido en nombre del ejecutivo. También han estado cargos de EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra —la versión navarra de IU—, que forman la mayoría de gobierno en Navarra, así como de ERC, representada por su diputado Gabriel Rufián. De Podemos ha acudido la portavoz adjunta en el Congreso Ione Belarra.

En nombre de los convocantes, Edurne Goicoechea, madre de Ainara Urquijo, condenada a dos años, ha señalado que la manifestación busca «denunciar que esto no es justicia», en referencia al proceso judicial que mantiene en prisión a siete de los condenados, tres de ellos desde que se produjo el suceso, hace dos años y medio. «No se corresponde un tobillo roto con lo que nos están haciendo», remarca Goicoechea, en referencia a la lesión de la que fue tratado uno de los guardias agredidos. Afirman que llevarán ahora el caso al Tribunal Supremo “y si es necesario al Constitucional y a Estrasburgo”.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Casado: “Si vuelven a gobernar los comunistas habrá otra recesión”

Un ejecutivo de lengua afilada para acompañar a Rivera