in

Rivera centrará su campaña en ofrecer un pacto al PP

Cs priorizará Madrid, Barcelona y las grandes ciudades andaluzas y valencianas

Ciudadanos cree que dio en el clavo con la oferta que Albert Rivera lanzó a Pablo Casado la pasada semana para formar juntos un Gobierno de coalición. La propuesta al PP será una de las claves de su campaña, en la que volverá a tener mucho peso la cuestión nacional y la confrontación con Pedro Sánchez. Rivera priorizará Madrid, Barcelona y las grandes ciudades andaluzas y valencianas.

Los estrategas de Ciudadanos están convencidos de que la oferta de coalición con el PP funciona, aunque a priori pudiera parecer contraproducente unir su destino a un partido al que aspiran a vencer en las elecciones y del que tienen que diferenciarse. Tanto lo creen que la mano tendida a Pablo Casado para pactar será uno de sus mensajes más importantes en la campaña de Albert Rivera para las elecciones generales, y el candidato de Ciudadanos reiterará una y otra vez el ofrecimiento al líder del PP. El partido cree que con esa oferta consigue instalar la pregunta que quiere que se hagan los votantes de centro derecha: ¿Quién quiere usted que presida el Gobierno alternativo al PSOE, Albert Rivera o Pablo Casado?

Ciudadanos quiere que los votantes de centro derecha se hagan esa pregunta porque cree que en esa pugna entre los dos líderes Rivera tiene las de ganar. El líder de Cs es el candidato mejor valorado (lo es solo por detrás de Pedro Sánchez) y tiene más credibilidad, a juicio de la dirección de Cs, que el PP en su oposición a los independentistas catalanes, toda vez que Ciudadanos nace en Cataluña precisamente para combatir a los nacionalistas y Rivera lleva 12 años en política dedicado a confrontarlos. El PP, a cambio, ha pactado en el pasado con los nacionalistas, y así se encargarán de recordarlo.

El equipo de campaña cree además que el PP reaccionó mal a su propuesta porque desdeñó la idea diciendo que “era tarde” y después ofreciéndole a Rivera el Ministerio de Exteriores, sin tomarlo en serio. Pero el 90% de los votantes del PP quiere un acuerdo con Ciudadanos y la mayor parte de los votantes de centro derecha quieren que se entiendan, según explican en el equipo de campaña de Cs.

En la pugna con el PP, Ciudadanos sacará a relucir su equipo —y eso es una novedad—, poniendo en valor a sus fichajes de la sociedad civil, como el exvicepresidente de Coca-Cola Marcos de Quinto, el abogado del Estado Edmundo Bal y la abogada gitana Sara Giménez, que tendrán un papel importante en la campaña. Y, sobre todo, con el rol protagonista de Inés Arrimadas, la líder de la oposición en Cataluña que da el salto a la política nacional y que hará campaña por todo el país. El candidato lanzará propuestas casi diarias y el partido aún no ha decidido si hará una presentación del programa general.

Plazas fuertes

Rivera se centrará en tratar de crecer en las que ya son sus plazas fuertes, y así, priorizará su presencia en campaña en Madrid, Barcelona, y las grandes ciudades andaluzas, valencianas y en Murcia. Abrirá su recorrido electoral en Madrid y lo cerrará en Valencia, donde viaja al menos dos días porque el 28 se celebran también elecciones autonómicas. Aunque el partido aún no ha decidido el recorrido de la caravana los últimos cuatro días de campaña, en el diseño inicial destaca que pasará tres días en Andalucía y dos en Valencia, y por ahora no contempla ir a Galicia, País Vasco, Asturias, Aragón o Castilla y León.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

“Podemos perder una oportunidad grande con tanta fragmentación de la izquierda”

Casado y sus dos fijaciones: Sánchez y el nacionalismo