in

Fabián se revela como el tercer volante

El despliegue físico, la verticalidad y la llegada del centrocampista del Nápoles convencen al cuerpo técnico de La Roja

/>

Intocable Busquets como mediocentro posicional y afianzado Parejo como el medio creativo que le escolta, Fabián Ruiz (Los Palacios, 23 años) salió muy reforzado del partido contra Suecia para asentarse en el centro del campo de la selección española. Su actuación le ha situado como el gran aspirante a convertirse en el tercer volante que configure el centro del campo de La Roja. Junto al asalto a la titularidad de Kepa y la segunda vida de Cazorla, la irrupción del centrocampista del Nápoles ha sido lo más reseñable de la selección en esta ventana de partidos.

En la era Luis Enrique, ese tercer centrocampista debe reunir una gran condición física y dotes de llegador. En los cuatro primeros partidos oficiales —el doble enfrentamiento en la Liga de Naciones ante Inglaterra y Croacia—, el puesto fue para Saúl. Desaparecido el volante rojiblanco de las convocatorias, en la de marzo se reenganchó por la baja del propio Fabián, el cuerpo técnico se ha decantado por un futbolista del que aprecian su despliegue y su verticalidad. “Fabián no era una apuesta, sino una certeza. Ha hecho una gran temporada en Italia, que no es fácil. Sabíamos lo que nos podía dar”, le elogió Robert Moreno en la sala de prensa del Santiago Bernabéu. Ya en los minutos que le concedió en las Islas Feroe, Moreno reafirmó su convicción.

La seguridad sobre el rendimiento que podía ofrecer Fabián en un duelo de alta exigencia como el de Suecia es consecuencia de un seguimiento exhaustivo de los técnicos de la federación, incluidos varios viajes a Nápoles durante el curso para verle jugar en directo. Las instrucciones que recibió Fabián de Robert Moreno en la charla previa al partico con los suecos estuvieron destinadas a explotar sus dos mejores virtudes, la llegada desde la segunda línea y el disparo a puerta. Con 1,90 metros, su zancada es poderosa. En el balcón del área, su pierna buena, la izquierda, le ha dado ya varios goles. Pero también golpea la pelota con la derecha. El lunes, con una mochila a la espalda y un peinado con raya al lado de colegial, aún parecía no dar crédito a su titularidad, “Me han dado una gran noticia al saber que jugaría en un escenario como el Bernabéu”.

En el entorno del jugador señalan como fundamental en su explosión el trabajo anímico y táctico que Carlo Ancelotti ha realizado con él: “Hablaba con él todas las semanas y le ha hecho jugar en casi todas las posiciones del centro del campo”. Esa polivalencia también la vivió en el Betis bajo la tutela de Quique Setién, que llegó situarle como una especie de falso lateral para ayudar a sacar la pelota desde atrás.

 

Polivalencia

“Es un joven muy completo. Puede jugar en el centro del campo, tanto en la izquierda como en el centro y en la derecha”, le definió el mismo Ancelotti a su llegada a Nápoles. Su rápida adaptación al calcio y a Italia ha sorprendido. A los tres meses de estar en Nápoles ya concedió una entrevista en italiano rebatió un jocoso tuit de su excompañero Guardado: “Cómo se va a ir Italia si no sabe hablar ni español”, escribió el mexicano, al que le divertía el marcado seseo de su acento.

Un año después de fichar por el Nápoles, Fabián ha confirmado lo que vieron los técnicos de la cantera del Betis para reclutarle con solo ocho años de la escuela de fútbol de Los Palacios. Por entonces, y para convencerle, le ofrecieron a su madre un trabajo de limpiadora en el club. Su último servicio como jugador verdiblanco fue un conmovedor vídeo para la captación de abonados junto a su progenitora, a la que le costó convencer para que dejara de trabajar.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

El Girona reclama volver a Primera por el supuesto amaño del Valladolid-Valencia

España acepta más tropas de EE UU en Rota sin reformar el convenio