in

Escándalo en GH DÚO: la centralita oculta de Pantoja en Cantora que salva a Kiko

Kiko Rivera durante el programa de ‘GH DÚO’ de este jueves.

¿No observan ustedes un tufo prohibido, clandestino, como de puerta de atrás, como de no hagamos mucho ruido? Seré yo un mal pensado, pero esa centralita echa humo. 

Este jueves se respiraba algo extraño en el ambiente habitual de Gran Hermano DÚO. Algo así como un nerviosismo agitado, un ay que viene, mucho ajetreo mal manejado, como con ganas la vida de saltarse un escalón. El botón: que si un expulsado, que si el primer concursante confirmado de Supervivientes. Va, va, va, quién da más, oye, los tengo en rebaja. No sé, demasiadas cosas a cazar al vuelo. Hay que decir que ha sido una de las noches de infarto más complicadas de toda la edición. Se nota, se siente, que la final está presente. No solo los concursantes hacen la digestión de forma diferente -antes de despotricar piensan unos segundos-, sino que el mundo a su alrededor, ese auténtico que gira, también opera de forma inusitada. 

¿Que no se lo creen? Ahí tenéis a la gran, a la magnánima, a la folclórica de entre las divas, Isabel Pantoja (62 años), penetrando en el reality de su hijo, apoyándolo, dándole ese ánimo que solo se cultiva en los campos de Cantora, labrándolo, y respirando ese aire, ese aroma, esa pura vida. Siempre he pensado que ese arrastrar de las palabras de Isabel obedecía a algo que tomaba, a un alimento; que esa intensidad no era normal. El caso es que la cantante les ha querido dar una emotiva sorpresa a su hijo y nuera antes de que la audiencia dictara sentencia. Y la emoción casi hace que me ahogue en lágrimas. ¿Solo la emoción? ¿No escuchan un lejano tecleo, un murmullo, un acto prohibido?  ¿No observan ustedes un tufo clandestino, como de puerta de atrás, como de no hagamos mucho ruido? De llama-cuelga. 

Irene Rosales minutos antes de ser expulsada de ‘GH DUO’.

Seré yo un mal pensado, pero estoy convencido de que se ha llegado al acuerdo tácito  y previo de aparezco, pero solo la patita. O el timbrazo, el mensajito. O los BILLONES de SMS. Ya vendrán tiempos más gloriosos, dirá Pantoja, en los que pueda salir de la sombra. De momento, hijito, me descoso el bolsillo a llamadas desde Cantora para salvarte el pellejo y os contentáis con un detallito. «Eres mi vida, me siento muy orgullosa de ti, estás haciendo un concurso de categoría, eres mi ganador. Te amo, eres mi vida», venía a escribirle, en resumen, una madre abnegada por su hijo.

Me la imagino, con el rímmel corrido y las uñas kilométricas, abriéndose en canal a la vez que amonesta al servicio: «Por favor, dejadme, que le voy a redactar unas letras a mi pequeño del alma». Tú no dejes de llamar, ¡al minuto quiero tres llamadas y cinco mensajes! No me digan que no es historia viva de la televisión, de los escenarios, de la música. Ella es única. Hay que decir que, además de las cartas, Kiko Rivera (35) e Irene Rosales han recibido en la casa dos cojines de sus pequeñas y Rosales -la pobre, cáspitas, se nos ha ido- una carta de Anabel en la que le imploraba fortaleza, garra, confianza. Términos que han sido devorados por Kiko, el que se ha salvado. ¿De forma justa? 

Hay que decir que, pese a la sorpresa soterrada, tanto Kiko como Irene casi se deshacen en lágrimas. Ay, la madre; ay, la suegra. Qué mona es, que mujer más auténtica tú. Eso sí, dato importante: así como ellos no se han emocionado en absoluto con la sorpresa que ha recibido María Jesús Ruiz (35) de sus hijas -parecían dos gatos de escayola, inertes y consumidos por la amargura-, la de Jaén sí se ha emocionado con la sorpresa de la Pantoja; sí ha mostrado la empatía que se requiere en casos básicos como el suyo. Lo siento, pero ahí han demostrado una torpeza absoluta tanto Kiko como Irene y, tengo que decirlo, ¡lo han pagado con la expulsión de ella! 

Hoy nos traen a la Pantoja, ¿por qué será? Porque queréis más votos hacia Kiko.

Que se os nota el plumero @ghoficial #GHDÚOGala14

— Comentarios GH (@VipCuenta) 4 de abril de 2019

#GHDÚOGala14 En esta edición no va a llamar Isabel Pantoja a humillar públicamente a su hijo diciendo que es un bala perdida y un disoluto de la vida? Lo digo porque así le jodió el concurso a su hija … pic.twitter.com/ZcLzjE1zpe

— Comunidad Iluminada (@maicavasco) 4 de abril de 2019

La campañita para que gane Kiko continúa hoy con regalos de la madre. Qué asco de verdad. #GHDúoGala14

— Itsaso Sevillano (@bilbaina91) 4 de abril de 2019

Yo no he visto una manipulación tan descarada jamas #GHDÚOGala14

— Yola… sin mas. (@Yolai2606) 4 de abril de 2019

La tremenda bronca de Kiko e Irene con María Jesús

María Jesús, una de las grandes finalistas del concurso.

Antes de que Irene abandonara la casa se ha producido una de las broncas más fuertes y absurdas de la edición. Resulta que el pasado miércoles, durante los juicios en directo, Kiko consideró que se sintió muy solo en la defensa y que su mujer no lo apoyó en absoluto. Un extremo que lo hizo enfadar y con el que cargó contra la madre de sus hijos: «He sido el único que no ha tenido defensa, ni siquiera de mi mujer». Algo que ha descolocado a Rosales, quien, al borde de las lágrimas, ha esgrimido: «Yo siempre doy la vida por ti». No obstante, Kiko no se lo ha creído, en su cerrazón absurda: «Yo tengo mis sentimientos y solo me ha defendido Antonio Tejado (32)«. 

Otro renglón aparte se merece María Jesús, la cual, hay que decirlo, se ha emocionado mi pobre hasta las trancas tras recibir dos peluches de sus hijas. Apenas si podía articular palabra de tanta emoción como se le agolpaba en la compuerta del sentimiento. ¿Os creéis que he sentido emoción y que se me ha escapado una lágrima de emoción al ver eso? ¡Incapacitadme si queréis, malvados! El caso es que Kiko ha aprovechado las últimas horas para cargar contra María Jesús y le ha espetado a la cara sus reproches de «vago» y esos que le condujeron al concurso como vía para pagar a Hacienda: «¿Qué conoces tú de mí para hablar así? Respeta mi nombre, nosotros hemos tenido que dejar de pagar cosas para vivir». Mejor, aquí lo dejo. Soy un tío educado y prefiero no hacer leña del árbol caído. Por cierto, Kiko, ya se puede hacer la declaración de la renta. ¿Vamos juntos? 

Kiko entró diciendo que iba para pagar deudas. Entonces si tiene que ver con el concurso, no?#GHDÚOGala14

— Barbi Felina (@barbifelina) 4 de abril de 2019

#GHDÚOGala14
Kiko si que es un drama de narices.

— Hasta te veo en la Rumba. (@SalseoDivino) 4 de abril de 2019

Menudo egoísta es el Pantojito.#GHDÚOGala14

— acroyoga (@sincesv) 4 de abril de 2019

Ya está el niño mimado haciendo el drama por q «su mujer» no le está besando el culo #GHDÚOGala14 pic.twitter.com/IqKQtxtKfN

— Wanheda 🏳️‍🌈 (@wanhedatrikru) 4 de abril de 2019

Ayer hacen una gala a favor de Kiko Rivera y termina enfadado con Irene. GH intenta favorecer a los pantojos y la caga otra vez. 😂😂😂 #GHDÚOGala14

— Magnus 🤴🏻💙 Love is in the air (@MagnusRedho) 4 de abril de 2019

Finalista expulsada: Irene Rosales

Finalistas: Kiko Rivera, María Jesús, Alejandro Albalá y Juan Miguel 

[Más información: Kiko Rivera, condenado por el juez en GH DÚO: sus tejemanejes con Hacienda]

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

La estremecedora nota del alumno D. antes de tirarse del 6º: “Mamá, me voy, me hacen la vida imposible”

Simeone: “Que no ganamos nunca en el Camp Nou me hace ser optimista”