in

El taxi y la estrategia callejera de Podemos

Claro que el taxi tiene derecho a ir a la huelga. Porque este sector, al igual que el resto de sectores, también ha padecido en los últimos años dos fenómenos muy concretos: la crisis económica y, de manera más profunda, la revolución tecnológica. Y me he referido también al resto de sectores porque me gustaría hablarles del mío, el sector de la prensa. Tengan en cuenta que sólo en 2013, el peor año, 73 empresas periodísticas cerraron y 4.434 compañeros se fueron a la calle. A las dificultades que los periodistas tenemos para encontrar trabajo, se une la precariedad de dicho empleo y las extraordinarias exigencias del entorno digital, pero aún así los periodistas nunca hemos decidido unir nuestras fuerzas para conculcar los derechos y las libertades de los ciudadanos para restringir el derecho a la información que a ustedes les ampara.

Los taxistas han convertido una huelga legítima en defensa de sus intereses laborales, en una huelga política al servicio de Podemos y en contra de la inmensa mayoría de ese colectivo. Llama la atención el silencio de tantos y tantos taxistas que van a padecer en carne propia el activismo grotesco de los que están dirigiendo esa estrategia de huelga. Sólo a un iluminado se le ocurriría pensar trasladar al taxi la estrategia de los chalecos amarillos de Francia, un movimiento que le costó al país galo el 1% de su PIB, teniendo en cuenta que el taxi depende de la confianza del cliente y de la confianza del consumidor.De esos a los que está maltratando.

Ahora han restringido todas sus actuaciones a desgastar política y electoralmente al PP, ni una sola palabra de José Luis Ábalos, el ministro furtivo que se sacó de la manga un decreto para sacudirse las responsabilidades de cara a las citas electorales o a Manuela Carmena, la alcaldesa de Madrid, que copresentó junto Ángel Garrido, el presidente de la Comunidad un documento que ellos rechazaron. Han entrado en una deriva anti-PP, a lo mejor piensa que ninguno de sus clientes vota al PP. Ya les anticipo que la posthuelga va a ser muy complicada para el taxi.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

La importancia de defender a los taxistas

Sánchez sí es presidente legítimo, Maduro no