in

El PSOE advierte a PP y Cs de que vetará a Vox en todas las comisiones del Congreso

El partido de Abascal quiere ocupar puestos en proporción a sus 24 escaños

El PSOE sí quiere y va a aplicar en todo lo posible un cordón sanitario al partido ultra Vox en las Cortes. La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, así se lo ha advertido a los responsables del PP y Ciudadanos, que expresaron algunos reparos. Vox tuvo 24 diputados en las últimas elecciones y había sondeado la posibilidad de acceder proporcionalmente a cargos en distintas comisiones, según confirman fuentes de la dirección del partido de Santiago Abascal. El PSOE se niega y anuncia que no lo permitirá. Pedro Sánchez respalda esa decisión.

El Congreso de los Diputados está bastante paralizado, aunque se constituyó hace semanas tras las elecciones del 28-A. Los partidos aprovechan este tiempo sobre todo para ajustes internos. También para situarse ante el inicio de las refriegas parlamentarias de la XIII legislatura, aún por comenzar. Las reuniones y contactos entre los portavoces de los partidos se suceden de forma discreta para captar apoyos ante una posible sesión de investidura aún sin fecha y para solventar diversos problemas logísticos.

La primera discusión, y fue muy complicada, se centró en distribuir los espacios de trabajo en la Cámara, tanto en los despachos como en la ubicación en el hemiciclo, el territorio más mediático. Ahora la disputa se libra en el inminente reparto de las comisiones.

En la dirección de Vox en el Congreso confirman que su partido reclamará presencia tanto en la presidencia de alguna comisión o en la composición de las mesas de la Cámara, que son los órganos de gobierno que arbitran y organizan los trabajos del Parlamento. Y que lo harán esgrimiendo su resultado electoral. En Vox comentan que los otros partidos les han hecho llegar la urgencia de componer esas mesas en cuanto exista Gobierno (las comisiones suelen corresponder con los nombres y competencias de los ministerios en que se organiza el Ejecutivo) y especulan con que esa urgencia se debe a que por componer esas mesas los diputados agraciados ingresan entre 700 y 1.500 euros más al mes.

En la dirección del grupo socialista ratifican que su objetivo es evitar que Vox esté en ningún órgano de decisión del Congreso. La portavoz socialista, Adriana Lastra, se lo ha trasladado ya tanto al portavoz en funciones del PP, José Antonio Bermúdez de Castro, como al secretario general de Cs, Miguel Gutiérrez. Lastra llegó a enfatizar que el PSOE podría aplicar ese cordón sanitario a la ultraderecha ya que ni PP ni Cs parecían dispuestos a ponerlo en marcha, según fuentes directas de esas conversaciones. Las mismas fuentes apuntan que PP y Cs mostraron su sorpresa por esa actitud y en el caso del partido que lidera Albert Rivera hasta pusieron algunos reparos a ese veto.

El PSOE quiere llevar hasta el final esa advertencia y así se lo ha comunicado a PP y Cs, hasta el punto de que si no aceptan ese planteamiento podrían optar por acordar el futuro reparto de puestos en las comisiones con Unidas Podemos y otras formaciones. El presidente y líder del PSOE, Pedro Sánchez, conoce y respalda totalmente esta posición.

En la anterior legislatura, que tuvo dos etapas, una con el PP en el Gobierno y con mayoría y otra más breve en el último año ya con el PSOE en minoría tras la moción de censura, se llegaron a formar hasta 57 comisiones en el Congreso: 33 legislativas permanentes, 10 no legislativas, cinco de investigación, dos no permanentes, seis mixtas permanentes y una mixta no permanente. Incluso durante la fase del Gobierno socialista, tanto PP como Ciudadanos y otros partidos pudieron ostentar hasta presidencias de comisiones. Diputados populares como José Ignacio Llorens, Teófila Martínez o Eduardo García Tizón presidieron las comisiones de Agricultura, Educación o Economía, y Marta Rivera de la Cruz, de Cs, la de Cultura.

La distribución concreta aún no se ha abordado en esta XIII legislatura, pero la idea inicial es que tanto PP como Cs, Podemos y hasta otros partidos nacionalistas estén en las mesas, pero no Vox. Esos repartos no se aplican de manera proporcional al número de escaños sino por el acuerdo de los principales partidos.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Arrecian los recursos contra las promociones de jueces de un Poder Judicial en funciones dirigido por Lesmes

El Constitucional refuerza el derecho de los presos preventivos a acceder a los sumarios secretos